Tu dulce presencia

Me embriaga tu dulce presencia
surgiendo tras cada recodo,
latiendo tras cada experiencia,
tiñendo la nada de oro,
haciendo presencia la ausencia.

Me embarga tu dulce presencia
si miro como Tú miraste
la muerte, el dolor, la carencia,
pues hacen del fin de la carne
un punto de encuentro contigo.

Allí donde Tú vas te sigo,
allí donde me amas te amo,
allí donde callas me intrigo
por dónde señala tu mano
en este silencio elocuente.

Saberte dulzura presente
me impulsa a seguir adelante
pues sé que me esperas latente,
si miro como tú miraste,
detrás de cuanto sucede.

Un comentario en “Tu dulce presencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.